Publicado el Deja un comentario

Como alquilar un piso

Se alquila
Se alquila
Se alquila
Mi marido y yo tenemos un piso que queremos alquilar.
Es el primer piso en el que vivimos cuando nos casamos.
Es un ático con bonitas vistas y en el que fuimos muy felices.
Cuando nació nuestra primera hija, empezó a quedarnos pequeño, y al llegar nuestro segundo hijo, fue imposible seguir viviendo en él, asi que tuvimos que mudarnos.
Ahora tenemos el piso, no lo usamos y nos gustaría ganar un poco de dinero alquilándolo.
Aprovecho esta experiencia que estoy pasando para alquilar nuestro piso para acercaros al vocabulario en Spanish para hablar de alquileres.
Las palabras en español más utilizadas cuando tenemos que alquilar un piso son:
  • propietario
  • inquilino
  • contrato
  • fianza
  • comunidad
  • inmobiliaria

Averigua lo que significan estas palabras en Spanish según el contexto.

Nosotros somos los propietarios. Se lo queremos alquilar a un inquilino.
Como no tenemos mucho tiempo para enseñarlo a los posibles inquilinos, hemos pedido a una inmobiliaria que enseñe el piso por nosotros y que busque un inquilino.
Lo primero que tenemos que indicar, es el importe del alquiler que queremos cobrar al mes.
El inquilino deberá pagar cada mes el alquiler.
Otra de las condiciones que pedimos para alquilar el piso, es hacer un contrato de un año como mínimo, quiere esto decir que el inquilino se comprometa a estar en el piso por lo menos un año.
Para reservar el piso, antes de firmar el contrato, el inquilino hace un adelanto de próximos pagos.
firmar contrato
Una vez hagamos el contrato el inquilino debe pagar el mes en el que entrará en el piso y además un mes de fianza.
Los recibos de agua y luz los paga normalmente el inquino, habrá que hacer la domiciliación de los recibos a nombre del inquilino.
Los gastos de la comunidad normalmente los paga el propietario.
El pago del mes de fianza, es un pago que debe hacer el inquilino y está pensada esta fianza para que cuando finalice el contrato podamos descontar de esta los pagos de agua y luz pendientes, y otras deudas contraídas en ese momento.
La fianza no sirve para el pago del último mes.
Normalmente las facturas del agua y la luz no son mensuales, pueden ser trimestrales o bimensuales y algunas veces no sabemos el importe pendiente de pagar cuando el inquilino se va.
Podemos descontar también lo que cuesta limpiar el piso si el inquilino no lo ha dejado limpio y si se ha especificado en el contrato.
Una vez sepamos los gastos pendientes, y los hayamos descontado, procederemos a la devolución de la fianza.
También podemos descontar de la fianza el coste de algún desperfecto que haya en la vivienda a la hora del fin del contrato y que no estaba cuando el inquilino entró.
La fianza no se devolverá en el caso de que el inquilino se vaya del piso antes de la finalización del contrato.
Para hacer un contrato de alquiler basta con seguir los usos y costumbres de la zona.
Es habitual entonces cobrar dos cuotas de alquiler a la hora de formalizar el contrato. Una es la fianza y la otra es el pago del primer mes de alquiler.
La inmobiliaria a nosotros nos cobra un mes de alquiler por el servicio, pero hay otras inmobiliarias que solo cobran medio mes, o incluso que le cobran al inquilino a cambio del servicio de buscarles una vivienda.
Por último, nosotros exigimos que el inquilino contrate un seguro de impagos. Para ello, ha de presentar unas nóminas, y un contrato de trabajo, se enviarán para su estudio a una empresa aseguradora, quien verá si concede riesgo a este cliente.
Para el seguro de impagos es necesario que el inquilino nos muestre algunos datos para presentar a la aseguradora.
En algunos caso el posible inquilino no cumple los requisitos mínimos y la compañía aseguradora no le concede riesgo, por lo que no lo podemos asegurar.

En estos casos, debemos actuar según nuestra intuición, podemos confiar en la persona que nos quiere alquilar y alquilarle el piso sin seguro, pero debemos de saber que en el caso de que deje de pagarnos, tendremos que echarlo del piso, y si no conseguimos que se vaya voluntariamente, tendremos que pagar a un abogado y a un procurador para conseguirlo.

Justicia
Si nuestro cliente (inquilino) tiene riesgo de la aseguradora y acepta asegurarlo, el pago del seguro, lo puede hacer el propietario o el inquilino.
Nosotros recomendamos que el pago lo haga el inquilino, de otra manera habrá que repercutir el coste en el alquiler, y se corre el riesgo de pagar el seguro por un año y que el inquilino se vaya antes.
El coste de seguro, como aproximación puede ser de 190 € para alquileres de 350 €/mes.
Alquilar tu piso a un inquilino supone siempre asumir un riesgo que se corre, y que no está libre de disgustos.
El inquilino puede dejar el piso sucio, o con roturas superiores a la fianza cobrada. Puede que no pague, o puede que moleste a los vecinos.
Lo mejor es asegurar el pago como os he dicho mediante el seguro, que además te ayudarán a echar al inquilino deudor.
De todas formas, en la mayor parte de los casos, no hay problemas entre el propietario y el inquilino.
Hay mucha gente buena, la mayoría, y la relación entre inquilino y propietario, suele ser fluida y sin contratiempos.
Normalmente la persona que busca piso es gente normal, que quiere tener una casa confortable en donde vivir,  la pondrá a su gusto, la cómoda, la mantendrá limpia y confortable y si esa persona está a gusto en el piso que tu le alquilas, lo que querrá será quedarse cuanto más tiempo mejor.
Nosotros recomendamos que si tienes un piso sin usar, que lo alquiles, cubriéndote bien las espaldas y seleccionando bien al inquilino que acojas.
De tu buen ojo depende la experiencia que puedas tener.

Vocabulario

Vocabulario

  • Bimensual es el adjetivo con el que se designa lo que ocurre o se hace dos veces al mes.

Si quieres ver más vocabulario, deja un comentario y suscríbete.

Deja un comentario